A Clara Anahí

Clara Anahí

La naranja que le arranco a la tarde
es azul como un poema
y tiene el peso de una derrota
que se esconde

mientras la miro
los niños de la plaza ayudan a la tarde
a empujar el tiempo
que la noche no haga hoy su oficio dicen
aunque callen
y no vean ese río debajo de sus pies

ellos no saben que ese azul huele a limón
como decir siempre te buscamos
son de otra tierra
los silencios con los que juegan
no son el mismo perro ladrando sobre el pecho

pero deben oler las hojas en el agua
esas hojas que dejó caer la naranja
sobre la tarde que carga la espera
sobre sus piernas
y sabe tu nombre
hundido en la luz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s