Cecilia Todd: el compromiso con la voz

Cecilia

Cecilia Todd grabó su primer disco en Argentina. Había llegado con 22 años, el mismo día que Perón regresaba al país y un pueblo lo esperaba. Hacía frío, el caribe quedaba atrás y el plan era estudiar técnica vocal por consejo de su amiga Mercedes Sosa. Desde entonces un vínculo se creó con esa tierra del sur, “un lazo fuertísimo”, como ella misma lo describe.

Allí vivió hasta 1976, cuando se fue a Venezuela y pasó cinco años sin poder volver. Era el tiempo de la dictadura cívico-militar, de los exiliados del sur buscando desesperadamente lugares para (sobre)vivir, muchos de los cuales lo encontraron en su caribe.

“Después de eso he estado yendo periódicamente, antes iba una vez al año, cada dos años y ahora estoy yendo dos y tres veces al año para suerte mía”, dice aprovechando una pausa del encuentro “Voces antiimperialistas en solidaridad con Venezuela”, del cual participa.

Falta poco para que comience la Cumbre de las Américas en Panamá, una reunión que tendrá lugar con un telón de fondo central, el decreto ley emitido por el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, con el cual calificó a Venezuela de “amenaza inusual y extraordinaria”. En ese marco se desarrolla el evento, integrado por más de cien intelectuales y artistas.

“Estos encuentros son muy importantes, y sobre todo en estos momentos, para dejar muy clara la posición de los intelectuales y artistas frente a la amenaza abierta, directa y hablada de los Estados Unidos. Aunque siempre estamos en amenaza, el mundo entero lo está, y ya conocemos que cuando amenazan siempre van a los hechos, sucede que Venezuela en este momento está más amenazada”, apunta.

Para Cecilia Todd “no se trata de un problema político-ideológico, sino en primera instancia, y lo más importante, porque tenemos petróleo y Estados Unidos lo necesita, cada vez más. Su sistema está en decadencia total y ellos están dando manotazos de ahogado, saben que están en caída, hace muchos años que lo están, ahora ya en picada, y ese es el peligro. Ante esa amenaza real es importante dejar clara la posición. Y se ha movilizado el mundo entero, es increíble el apoyo, la solidaridad, y eso es importante, que sepan que no estamos solos”.

Desde el día en que fue dictado el decreto ha comenzado en Venezuela un proceso de movilización popular en las calles, tomas culturales de plazas, cadenas masivas de Twit como #ObamaDerrogaElDecretoYa y una recolección mundial de firmas que ya ha pasado las nueve millones, y será presentada en Panamá. Ella, como muchos en Venezuela, se ha sumado a través de su voz a denunciar ese imperio y a seguir construyendo el país bolivariano recuperado a partir de 1998.

“Cada uno de nosotros tiene una responsabilidad en la vida y tiene armas diferentes, la nuestra, de los cantores, es la voz. Todo lo que uno diga tiene una cierta trascendencia, entonces es importante lo que nosotros hagamos, siempre lo es, pero hoy en día nadie puede mantenerse indiferente, ha llegado un momento en que todo el mundo tiene que tomar partido, y esta es una manera de hacerlo. Siempre, siempre lo que digas hay alguien que lo va a oír y hay alguien que le va a hacer caso. Y yo no creo en lo que tú digas solamente”, dijo.

“Una vez Atahualpa Yupanqui nos dijo a un grupo de músicos jóvenes, que en ese momento estábamos haciendo nuestra música: `El hecho de que ustedes hagan lo que están haciendo ya es una militancia`. No necesariamente se tiene que hablar de revolución en las canciones, el hecho de ir en contra de la corriente, de defender cada uno nuestra cultura, eso ya es un hecho político”, añadió.

Cecilia siempre ha cantado música venezolana. Allí ha estado puesta su mirada y su búsqueda. Traer, para todos, las palabras y melodías populares silenciadas, desconocidas durante tanto tiempo al interior de un país avasallado cultural, política y económicamente por los Estados Unidos. Pero sabe que aunque a partir de la revolución esa situación ha cambiado de manera diametral, todavía falta mucho, y seguir avanzando en ese aspecto es nodal para lograr mayores niveles de transformación.

La cantante advirtió: “No nos damos cuenta del nivel de penetración que tenemos, no solamente en Venezuela, en el mundo. Todo lo que consumimos viene de allá, culturalmente, lo que hacen lo asumimos, los niños nuestros juegan con juguetes que diseñaron en Estados Unidos, oímos su música, comemos lo que comen, nos vestimos como ellos deciden, nos han impuesto la moneda, la presencia es permanente”.

“Primero que nada debemos estar conscientes de eso, porque inconscientemente eso forma parte de nuestra vida y lo consumimos, y cada quien desde nuestro escenario, entorno, tenemos que hacer algo”, destacó y opinó: “Lo que pasa es que es un proceso muy largo porque es el cine, la televisión, estamos verdaderamente invadidos, y tenemos que usar todas nuestras herramientas, televisiones, emisoras, crear consciencia, porque eso es indispensable para tener un cambio importante, no a nivel solamente del país, sino regional y mundial. Tenemos que seguir defendiendo lo nuestro, y la música es una de las formas que le llega más directo a la gente”.

Entonces interpreta canciones de su tierra, con su cuatro y su voz hecha de tonadas, poemas y joropos. Y Cecilia continúa armando nuevos proyectos musicales, como el que en estos momentos está a punto de ser presentado: “Hace 4 años hice una gira en Cuba, con José María Vitier, pianista, compositor, arreglista, que nos convocó a Liubia María Hevia, cantautora cubana, y a mí, a hacer una gira los tres juntos, y estuvimos en diferentes ciudades y pueblos”.

A raíz de eso en octubre pasado “grabamos con Liubia un disco: ella canta música venezolana, lo que yo canto, y yo música cubana, sus canciones y dos de Silvio Rodríguez. Lo vamos a presentar en Cubadisco, y haremos una pequeña gira por la isla. Eso me tiene muy emocionada porque es la primera vez que grabo canciones que no son venezolanas”.

Cada uno tiene una responsabilidad, esa es su certeza. Por eso canta y canta, y por eso participa del encuentro que dio a conocer su proclama antiimperialista, leída en el programa de televisión del presidente Nicolás Maduro. Así se difundió ese posicionamiento claro de intelectuales y artistas que le parece tan importante en estos momentos. Y ante esa amenaza grande -más que en cualquier otro momento de la revolución bolivariana- se trata de hacer lo que siempre se ha hecho: resistir con todo lo que sea necesario, como lo es la música, la alegría, el debate de ideas, esa consciencia de lo propio, de las raíces de libertad que viven en un pueblo que, nadie duda, defenderá su tierra.

Foto:Gustavo Lagarde

Publicado originalmente en: http://notas.org.ar/2015/04/09/cecilia-todd-compromiso-voz/

@Marco_Teruggi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s